• Twitter
  • Facebook
Sedes de gobierno

Casa de Nariño

(Carrera 7 con calle 7)

En 1906 se demolió el inmueble que había sido la casa natal de Antonio Nariño y se construyó uno nuevo para albergar el Palacio de la Carrera, que sirvió de residencia de los presidentes hasta 1948 cuando se remplazó por el Palacio de San Carlos. En el gobierno de Alfonso López Michelsen (1974-1978) se retomó la idea de construir un palacio presidencial, llamado de Nariño en memoria de este, y se preservó la fachada y el vestíbulo del antiguo Palacio de la Carrera. En 1980 fue inaugurado después de anexarle nuevas construcciones. Alberga obras de arte y mobiliario de diferentes épocas de la historia colombiana, y en sus jardines está el Observatorio Astronómico.

Capitolio Nacional

(Calle 10 entre carreras 7 y 8)

Su construcción comenzó el 20 de julio 1848 durante el gobierno del general Tomás Cipriano de Mosquera y se prolongó hasta 1927. Ubicada al costado sur de la Plaza de Bolívar, es considerada la mejor obra del periodo republicano en Colombia. Tiene patios interiores y un bloque central que ocupa el Salón Elíptico donde se hacen las reuniones plenas de Congreso y se da posesión al Presidente de la República. En las dos alas en que termina el edificio por el sur están los salones donde se reúnen la Cámara de Representantes y el Senado de la República.

Palacio Liévano

(Carrera 8 No. 10 - 65)

Por orden del Concejo de Bogotá, en 1902 inició la construcción del Palacio Municipal sobre el costado occidental de la Plaza de Bolívar. Fue diseñado por el arquitecto francés Gastón Lelarge y en 1974, luego de un largo proceso de negociación, el municipio adquirió la totalidad de la edificación que actualmente es la sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Palacio de San Carlos

(Calle 10 No. 5-51)

Construida para vivienda en el siglo XVI, fue propiedad de los jesuitas desde 1604 hasta 1767, cuando fueron expulsados. En 1777 se convierte en sede de la Biblioteca Pública de Santafé y luego, con el fondo bibliográfico confiscado a los jesuitas, se transforma en Biblioteca Nacional. Tras la Independencia, el general Santander autorizó su venta y en 1828 la nación la adquiere nuevamente para usarla como residencia presidencial hasta 1908, cuando el general Rafael Reyes adecua el Palacio de la Carrera con este fin, y el inmueble se convierte en sede la Cancillería. Luego de la destrucción parcial por los disturbios del 9 de abril de 1948, es restaurada y adecuada de nuevo como residencia presidencial hasta que esta se traslada a la Casa de Nariño en 1979. Desde entonces es la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

E-mail Imprimir PDF
  • Twitter
  • Facebook